Institucionalidad


El SEBIPCA realiza sus procesos educativos en un contexto socio-cultural apropiado para la formación de ministros-líderes que impulsan la misión integral de Cristo en las grandes ciudades, poniendo en mutua relación dinámica la teoría y la práctica del ministerio. El SEBIPCA tiene además un enfoque multicultural y global.

Misión

Formar ministros-líderes para la ciudad comprometidos con la movilización de sus congregaciones a su misión integral.

Visión

Ser la institución pentecostal de educación superior líder en la formación de ministros urbanos comprometidos con la misión integral de la iglesia.

Objetivos

  1. Ofrecer a los ministros y candidatos al ministerio pastoral urbano una formación bíblica-ministerial pentecostal en doctrina y experiencia, a fin de desarrollar un trabajo pastoral que, en fidelidad a las Escritura, responde a los anhelos, necesidades e inquietudes de la gente a la que ministran.
  2. Proveer un programa de educación continua a fin de estimular la renovación, desarrollo y fortalecimiento de los supervisores, directores educacionales, pastores y líderes de la Iglesia de Dios en el Área.
  3. Establecer un centro de recursos humanos y técnico-pedagógicos para la promoción y difusión de la doctrina pentecostal.
  4. Desarrollar y producir materiales didácticos de corte pentecostal para el uso y beneficio de las distintas agencias e instituciones educativas de la Iglesia de Dios.

Valores

  1. Lealtad
  2. Integridad
  3. Sujeción
  4. Discreción
  5. Responsabilidad
  6. Solidaridad
  7. Excelencia

Filosofía Educativa

La educación bíblico-teológica es uno de los componentes centrales de la misión integral de la Iglesia de Dios en Centro América. En consecuencia, la Iglesia de Dios en Centro América, tomó en el año 2000 el acuerdo de establecer el Seminario Bíblico Pentecostal Centroamericano para el servicio de la Iglesia en América Latina.

El propósito fundamental del SEBIPCA es formar ministros lideres pentecostales en teología y experiencia, con pertinencia histórica y social, comprometidos con el Reino de Dios y la misión integral de la iglesia, generando procesos de enseñanza aprendizaje que equilibran el desarrollo del carácter, el conocimiento teológico y la competencia en el ministerio urbano para el siglo XXI.

En el SEBIPCA, la comunidad de maestros y estudiantes se dedica a la incesante búsqueda del conocimiento, en la que el Espíritu Santo es el Maestro que guía a la verdad. La filosofía educativa sebipcana considera que el estudiante y el maestro vienen al salón de clases con experiencias, marcos de referencia y conceptos previos que les permiten construir juntos el conocimiento.

En el SEBIPCA, maestros y estudiantes crecen juntos en el conocimiento, actitudes y habilidades, integrando los aprendizajes a la realidad de la vida; teniendo una vivencia cualitativa permanente de transformación humana. En el SEBIPCA, el crecimiento integral de la persona tiene prioridad sobre los programas, contenidos y actividades.

El maestro acompaña al estudiante y comparte con él un conocimiento actual, especializado y pertinente al contexto; además planifica, organiza, dirige, supervisa, evalúa, sistematiza y socializa las experiencias de aprendizaje; y el estudiante es sujeto activo en la búsqueda del conocimiento asumiendo la responsabilidad de su propio aprendizaje, motivado internamente por el compromiso de responder a las preguntas que se ha planteado sobre sí mismo, la iglesia y la sociedad, y por el anhelo de descubrir un nuevo conocimiento.

El SEBIPCA promueve en el salón de clases y en la totalidad del campus un ambiente dinámico, creativo y participativo sustentado en los grandes principios del Reino de Dios, con la cooperación de un personal administrativo y de servicio comprometido con el mejoramiento continuo y la excelencia.

Ubicación

wordpress themes

Las instalaciones del SEBIPCA están ubicadas en la hermosa ciudad de Quetzaltenango, en el altiplano occidental de Guatemala, específicamente en el kilómetro 198, en la calzada de ingreso a la ciudad. Cuenta con una población aproximada de 500,000 habitantes crece constantemente en todo sentido debido a varios atractivos que van desde su localización geográfica en el precioso Valle de Quetzaltenango, rodeada por ocho cerros a una altura de 2,334 metros sobre el nivel del mar, lo que le hace tener un clima frío pero muy saludable. También, la ciudad se caracteriza por un ambiente muy tranquilo y la cultura de su gente.

Imagen Institucional

Logotipo SEBIPCA
Logo SEBIPCA

Declaración de fe

Creemos:

  1. En la inspiración verbal de la Biblia.
  2. En un Dios que existe eternamente en tres personas, a saber: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
  3. Que Jesucristo es el unigénito del Padre, concebido del Espíritu Santo y nacido de la virgen María. Que fue crucificado, sepultado y resucitó de entre los muertos. Que ascendió al cielo y está hoy a la diestra del Padre como nuestro Intercesor.
  4. Que todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios; y que el arrepentimiento es ordenado por Dios para todos y necesario para el perdón de los pecados.
  5. Que la justificación, la regeneración y el nuevo nacimiento se efectúa por fe en la sangre de Jesucristo.
  6. En la santificación, subsecuente el nuevo nacimiento, por fe en la sangre de Jesucristo, por medio de la Palabra, y por el Espíritu Santo.
  7. Que la santidad es la norma de vida, de Dios, para su pueblo.
  8. En el bautismo con el Espíritu Santo, subsecuente a la limpieza del corazón.
  9. En hablar en otras lenguas, como el Espíritu dirija a la persona, lo cual es la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo.
  10. En el bautismo en agua por inmersión, y que todos los que se arrepienten deben ser bautizados en el nombre de Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
  11. Que la sanidad divina es provista para todos en la expiación.
  12. En la cena de Señor y el lavatorio de los pies de los santos.
  13. En la premilenial segunda venida de Jesús. Primero, para resucitar a los justos muertos y arrebatar a los santos vivos hacia El en el aire. Segundo, para reinar en la tierra mil años.
  14. En la resurrección corporal; vida eterna para los justos y castigo eterno para los inicuos.

Mantengase en contacto